domingo, 22 de mayo de 2016

Review de Mia 2 de Lelo

En los tuppersex y otras reuniones de esta índole se han puesto de moda los vibradores que no parecen vibradores. En un entorno cómico, el experto enseña una falsa máscara de pestañas o un falso pintalabios dotados con un motor y una vibración casi mínima. El problema de estos juguetes es que sus diseñadores suelen preocuparse más por la apariencia discreta que por el producto en sí, así que acabamos gastando el dinero en un producto de poca calidad pero bonito para tener en la vitrina. 

Por eso nunca me he atrevido a hacerme con uno de estos, pero hace varios meses me llegó uno inspirado justamente en las falsas apariencias: Mia 2 de Lelo. Está disponible en tres colores: rosado, rosa intenso y negro. Su diseño recuerda al de un pintalabios caro y, tengo que decirlo, es mucho más parecido a un pintalabios que otros que yo he visto:


Menuda sorpresa me llevé al probarlo, con todas mis dudas, y darme con un canto en los dientes al darme cuenta de que era bueno. De hecho, es uno de los superventa de Lelo a nivel mundial. Quizá lo que más marca la diferencia es que Mia 2 es un vibrador recargable, a diferencia de los otros pintalabios camuflados. Esto hace que sea más silencioso y más potente

Lo que no puedo dejar de preguntarme es cómo los señores de Lelo han conseguido meter el motor en un dispositivo tan pequeño. Si le quitamos la tapa con el logo, nos encontramos con un USB que podemos colocar en el ordenador para cargarlo, de forma que la única función de la tapa es cubrir el USB, dejando el resto del juguete para el motor. La interfaz es sencilla: dos botones de + y - con los que vamos viajando entre los seis modos de estimulación. Para apagarlo, basta con presionar el botón - hasta que deja de vibrar. 

Sin duda, la gran ventaja de esta bala es la comodidad. ¡Es tan fácil de transportar! Yo la llevo casi siempre en el bolso, porque quién sabe cuándo te puede entrar el calentón. Como es silenciosa, puedo usarla sin que nadie se entere. Si alguien la encuentra, aparentemente es un pintalabios y, si no, digo que es un USB muy bonito. Al llevar incorporado el USB no es necesario llevar encima ningún tipo de cargador, de manera que puedes cargarlo donde te vaya mejor.

  

En definitiva: evidentemente, Mia 2 no es el vibrador más potente de Lelo, pero como opción económica y cómoda para viajar, es ideal. Lo recomiendo a todas aquellas mujeres con una vida ajetreada y, muy especialmente, a las que tienen problemas con vibradores más grandes. Su tamaño es parecido al de un dedo y te prometo que te dejará muy muy satisfecha. 

¿Quieres saber más sobre Mia 2? Ve AQUÍ

No hay comentarios

Publicar un comentario

ME HAS LEÍDO EN...


MI GALERÍA DE INSTAGRAM

© Bajo el edredón | Thais Duthie
Maira Gall