domingo, 6 de marzo de 2016

Quiero comprarme una copa... ¿pero cuál? Estudio comparativo sobre copas menstruales

Siempre digo que descubrir las copas menstruales me cambió la vida. Y mira que yo era reticente. Me daba cosa probarlas. Pero fue probar una y sentir que aquello iba a mejorar mi calidad de vida e iba a convertir en más alegres los días rojos. Con la tontería, este es el tercer artículo que escribo sobre copas menstruales. He hablado de mi primera vez, con todos los detalles, así como de los 5 beneficios más importantes que supone utilizar las copas menstruales.

En esta ocasión me gustaría escribir de forma más analítica, desde un punto de vista científico. No hace mucho me encontraba en el lugar de una mujer que en la vida había probado una copa y recuerdo tener muchas dudas sobre qué modelo elegir, qué marca, qué talla. Yo he probado tres copas menstruales diferentes de tres marcas diferentes y sí, hay diferencias.

  • Iriscup de Irisana: Fue la primera copa que probé y estoy segura de que gracias a eso, he seguido utilizándolas. Es una de las marcas pioneras, siempre hay stock.
  • Ève cup de Femintimate: Femintimate es una marca especializada en el cuidado de la salud femenina. Además de tener copas menstruales, tiene una amplia gama de productos para mejorar la salud de la mujer, desde bolas para ejercicios pélvicos hasta un sistema de rehabilitación progresiva de la vaginitis atrófica.
  • Copa menstrual de MeLuna: MeLuna es también una de las marcas más conocidas de copas menstruales. La diferencia es que MeLuna tiene un equipo de asesoras que organizan reuniones explicando funcionamiento y beneficios de la copa menstrual. 
Teniendo en cuenta estos tres sujetos que muy amablemente me han cedido una copa para probarla y hablar de ella, he realizado una tabla comparativa teniendo en cuenta diferentes factores que pueden ser decisivos a la hora de elegir.

Haz clic en la imagen para ver mejor
Bajo mi punto de vista, unos son más importantes que otros, y es que comprar una copa menstrual no es como comprar un perfume. No podemos olvidar que se trata de un producto que forma parte de nuestra salud íntima y que va a estar en contacto directo con nuestro cuerpo. La importancia que le damos a su calidad se puede equiparar a la que le damos al comprar preservativos o un juguete erótico. Evidentemente, la prioridad de los factores varía de una persona a otra, pero os dejo mi lista de relevancia de factores según mi prioridad:
  1. Material: No todos los materiales sientan bien a nuestro cuerpo y en este caso es importante que se adapte al pH de nuestra vagina y que no la irrite.
  2. Facilidad de colocación: Seamos realistas, no es tan fácil ponerse una copa. Necesitarás práctica y si es fácil de poner, tienes mucho ganado.
  3. Horas de uso: Siempre depende de tu flujo y tu ritmo de vida. Sin embargo, necesitas saber cuánto tiempo puedes llevar la copa como máximo para ver si es compatible con tus horarios.
  4. Asesoramiento: Es importante que haya alguien ahí detrás a quien puedas consultar tus dudas sobre cualquier cosa relacionada con la copa.
  5. Precio: En el caso de un producto tan delicado como la copa menstrual, el precio no debería ser decisivo. Aunque se agradece que la copa tenga una buena relación de calidad y precio.
Antes de seguir leyendo, deberías hacer un listado con tus factores prioritarios. De este modo, tu elección de la copa será mucho más acertada.

Como ya he comentado, a mí me interesa mucho el tipo de material que se utiliza para fabricar las copas menstruales. Cada marca usa el que considera más adecuado, así que nos encontramos con la primera gran diferencia: la silicona platino frente al elastómetro termoplástico medicinal. La ventaja de la silicona platino es que está químicamente inerte, lo que significa dos cosas: que no reacciona con ningún tipo de sustancia y las bacterias no se adhieren. Sobre el elastómetro termoplástico medicinal no he encontrado mucha información, salvo que evita infecciones y alergias, además de que supera los controles de calidad. Si ya has decidido qué material vas a utilizar, tienes favoritas:


Otro aspecto importante es la facilidad de colocación. He probado las tres copas y hay unas que son más rígidas que otras, independientemente de su material. Según mi valoración, la copa con colocación más sencilla porque su material es más flexible y, por ende, es más fácil de doblar, queda representada con Colocación +. La que tiene colocación más difícil de las tres, con Colocación +++. Ojo, esto último no quiere decir que su colocación requiera un máster en Ingeniería Aeroespacial, sino que en comparación con las otras cuesta un poquito más.


Con respecto a las horas de uso, todas las copas nos permiten llevarla un máximo de 12 horas, lo cual no tiene que ver con la frecuencia con la que nos la tenemos que vaciar, puesto que depende de nuestro propio flujo. Probablemente, los primeros días de regla tendremos que vaciarla con más frecuencia que los últimos. Lo mejor es no abusar de estas 12 horas y vaciar la copa, como mucho, cada 8 horas.

También es muy importante el hecho de que puedas consultar tus dudas a alguien que conozca bien cómo funcionan las copas. En MeLuna tienen asesoras que pueden aconsejarte de una forma más cercana, hasta es posible que puedan hacerlo en persona. En el caso de la IrisCup o de la Ève, puedes ponerte en contacto con su equipo a través de su teléfono fijo o su correo electrónico y te atenderán tan rápido como les sea posible. ¿Tú qué prefieres?

Por último: el precio. Para algunas será más importante que para otras. Os puedo adelantar algo que considero oportuno en este caso: lo más caro no ha de ser necesariamente lo mejor, y lo más barato no tiene por qué ser lo peor. Con esto quiero decir que no os baséis únicamente en el precio para elegir una copa, sino en sus características. Al final, vas a sacarle partido a eso. Y aunque elijas la copa más cara, con el tiempo amortizarás la compra.

Asimismo, he dejado en un segundo plano otros factores como el color de la copa (no me resulta relevante), la talla (cuya guía podrás encontrar en la respectiva web de cada copa, se te informará cuál es la más adecuada en función de tus características físicas) o la presentación. Son pequeños detalles que pueden ayudar si estás entre una copa u otra, pero que por sí solos no tienen demasiado valor.

Mi consejo: guíate por tu instinto. Fíate de lo que te pide tu cuerpo y, con la información que tienes, elige la opción que veas más adecuada para ti. Una copa no es una gran inversión económica, pero es mejor elegir con criterio la primera vez que no comprar varias copas hasta encontrar la tuya.

Comprar la IrisCup AQUÍ
Compra la Ève Cup AQUÍ
Compra la MeLuna AQUÍ

No hay comentarios

Publicar un comentario

ME HAS LEÍDO EN...


MI GALERÍA DE INSTAGRAM

© Bajo el edredón | Thais Duthie
Maira Gall