jueves, 30 de agosto de 2018

#Lifestyle: A tope de relax power


En marzo de este mismo año, Bijoux Indiscrets me enviaba una nota de prensa hablándome del relax power. Incluía unas estadísticas bastante interesantes a partir de un estudio de Nielsen: "un 84% de la población española sufre estrés y un 62% declara sentirse agotado al final del día". Definitivamente, yo estaría incluida en ambos porcentajes. 

Siempre tengo la sensación de que voy apurada por la vida, pero calma, porque en cuanto entregues este proyecto podrás respirar. Pero luego viene otro, y otro, y otro... Y al final vivo en un estado constante de supervivencia con alta resistencia a la presión, al estrés y a las fechas de entrega. Es el trabajo que tiene una, qué se le va a hacer. 

El caso es que hoy, 30 de agosto, me ha parecido el mejor día para hablarte del relax power y de cómo intento conseguirlo. Lo confieso, no me resulta nada fácil y muchas veces tengo que obligarme a encontrar tiempo para mí. Tanto si eso te ocurre o no, espero que te ayude conocer mis truquillos porque, tal vez, tú también puedas sumarte al relax power


La masturbación es tu aliada


He hablado incontables veces sobre la masturbación terapéutica. Es decir, no enfocada como la liberación de la excitación (o no únicamente), sino como la descarga del estrés después de todo un día de idas y venidas. 

Generalmente, cuando me meto en la cama y decido masturbarme no estoy excitada, sino que busco el alivio que sé que siempre me proporciona. El orgasmo libera serotonina (conocida también como la hormona del placer o del humor) y serotonima (u hormona de la felicidad). Así pues, los efectos secundarios del clímax pueden resumirse en que se regula nuestro estado de ánimo, aumenta la sensación de tranquilidad y genera un estado de bienestar.

A partir de las encuestas que lancé ayer vía Instagram Stories, vi que muchxs de mis lectorxs se decantan por la masturbación. Desde luego, una de las opciones más sencillas, low cost y con resultados notables. 

Tiempo para ti

Es una de las cosas que más me cuesta: sacar tiempo para mí. Doy tanta prioridad a las cosas urgentes que acabo olvidándome con frecuencia de dejar de pensar en todo y dejarme llevar. A veces, tener un rato para mí misma se resume en escaparme al cine, darme un baño relajante, ir a la piscina a nadar unos largos, perderme por las calles de Barcelona aunque sea pleno verano... 

Seguro que tú prefieres hacer otras cosas para desconectar, y es que, cada uno tiene un listado de aquello que disfruta haciendo. El simple hecho de perderme unas horas y no tener que seguir dándole vueltas a la agenda o a las tareas por hacer es gratificante y a mí me crea una sensación de alivio momentáneo que me ayuda a retomar mis actividades con más ganas.

Según las encuestas de Instagram Stories, varixs de mis lectorxs optan por del deporte como método de escape. Entre los favoritos: el yoga, pasear, montar en bici, yoga o nadar. También dejan lugar para expresiones artísticas como la música, el canto o el baile. 

El poder de la cosmética natural


Siempre he considerado que tengo un sentido del olfato bastante desarrollado, por eso tiendo a utilizar olores relajantes para borrar de un plumazo el estrés. La lavanda, aunque no es de mis aromas favoritos, ayuda mucho si echas un par de gotitas de su aceite esencial en la almohada. También me encantan las velas con aromas amaderados o frescos y trato de evitar los más dulces porque me parecen cargantes y demasiado empalagosos.

Asimismo, ya sabrás por mis redes sociales que todo producto de higiene o cosmética que uso es cruelty free. Lucho contra el "Testado en animales" desde hace un tiempo y me gusta saber que los productos que utilizo son igual de éticos que yo. La marca francesa de la que os hablaba al principio del artículo apuesta por un tipo de cosmética libre de crueldad animal y en dicha nota de prensa ponía sobre la mesa un tema importante: el estrés reduce nuestro deseo sexual.

Confieso que he caído en esta situación, presa de la rutina y del cansancio. Intento tener una rutina nocturna que consiste en una ducha relajante con un gel de flores de Bach (por si te interesa, es del laboratorio Phytorelax y lo podrás encontrar en Druni, en la zona de productos orgánicos). Luego, aprovecho para darme un masaje en las piernas y en los hombros. Mi producto favorito para ello es el Gel de silicona perfumado 2 en 1 Aphrodisia. Su fragancia es única y combina el ylang-ylang, la rosa y el jazmín. Es un aroma suave pero envolvente, muy particular.

También me gusta mucho la textura del gel de masaje Bliss Bliss para este tipo de masajes (curiosidad: "bliss", en inglés, es algo así como una felicidad inmensa). Me gusta tanto el olor que aprovecho para poner un poco de la Bruma corporal con el mismo olor en la almohada, junto a la lavanda.

Otras marca que ofrece cosméticos cruelty free y tiene productos relajantes es Lush. Tienen una gelatina llamada Deep Sleep que lleva lavanda, camomila y zumo de naranjas orgánicas. Su aplicación es un poco engorrosa por eso de que se resbala, por eso yo bato la gelatina hasta que queda en trocitos muy pequeños y me la aplico como un gel. Combina muy bien con Sleepy, una crema corporal que induce al sueño. Está hecha de avena y cacao y es bastante aceitosa.

Carretera y manta

Muchas veces, el remedio que encuentro más efectivo contra el estrés es viajar. Cambiar de aires es suficiente para olvidar lo que te mantiene en vilo y te permite centrarte en otras cosas. Descubrir lugares, gastronomía, perderte en una ciudad sin prisas... todo esto contribuye a un estado de relajación y de desconexión. Es como entrar en tu burbuja particular unas horas o unos días.

No es necesario que te vayas muy lejos, puede ser un pueblo que tengas cerca de donde vives, u otra ciudad. Ni siquiera hace falta que pases la noche fuera. Solo tómate unas horas para alejarte de todo, ver algo nuevo y volver con las pilas cargadas.

Desde hace unos meses busco, consciente o inconscientemente, la conexión con la naturaleza. A día de hoy prefiero visitar un lugar verde y tranquilo a una ciudad caótica. Pura observación, reflexión, encuentro conmigo misma.

Sea como sea, nadie te conoce mejor que tú mismx. Nadie sabe tan bien cómo tú qué es lo que te hace alejarte del estrés y encontrar algo de relax, así que tómate unos minutos para conectar contigo y descubrirlo

Ahora dime, ¿qué haces tú para desestresarte? ¿Cómo pones en práctica el relax power?

1 comentario

  1. He leído tanto el artículo como las respuestas de tus stories, y hay algo que nadie ha comentado que creo que también es importante: hablar. Mantener una conversación de esas que duran horas. Cuesta mucho encontrar a ese tipo de persona que misteriosamente te comprende, entiende y respeta como para hablar durante horas, pero si la encuentras, resulta muy reconfortante.

    Pienso que, muchas veces, una de las razones por las que sufrimos estrés y estamos tensos es por la gente que tenemos alrededor. O nos presionan, o nos "atacan", o esperan de nosotros algo que no podemos dar. Eso repercute en el organismo irremediablemente, así que tener a alguien con quien hablar de todas las preocupaciones y sacarlas fuera sin prejuicios y presupuestos resulta, al menos para mí, muy reconfortante.

    ResponderEliminar

ME HAS LEÍDO EN...


MI GALERÍA DE INSTAGRAM

© Bajo el edredón | Thais Duthie
Maira Gall